¡Rompecabezas!

10 de Julio 2015 / Jóvenes Misioneros del Santo Padre - Bogotá, Colombia.


 

El pasado sábado 6 de Julio en nuestro grupo de JMSP, comenzamos nuestra reunión con la coronilla de la Misericordia, seguido del mensaje que nos dio el Santo Padre Francisco durante la Audiencia Papal y su visita Apostólica a Ecuador, Bolivia y Paraguay. Tuvimos una divertida tarde llena de compartir y muchas risas. Se realizó un juego en el que los se reunieron en grupos de 3 personas y debían encontrar las fichas de un rompecabezas, la dificultad estaba en que a cada integrante de se le ponía una limitación, uno debía tener las manos atadas y gatear hasta las piezas que le correspondían a su grupo, otro tenía los pies atados y debía saltar hasta otro grupo de piezas; al último integrante le tocaba con los ojos cerrados y sin saber dónde se encontraban las fichas faltantes, debía seguir las instrucciones de sus compañeros; al obtener todas las piezas, cada grupo procedería a armar el rompecabezas que le correspondió.

Después se pasó a la actividad principal del encuentro, en la que los jóvenes hacían una pequeña lista de las cosas que les dan alegría y una de aquellas cosas que les roban la alegría; posteriormente dos de nuestras jóvenes representaron la pelea del siglo, una se disfrazó de “Manny Pacquiao” que representaba la Alegría, y la otra hacía el papel de “Floyd Mayweather” representando a la Euforia. Cada una de las cosas que los jóvenes habían anotado en sus listas iban a dar o quitar puntos a cada uno de los “peleadores”; sin saberse cuál podía ser el resultado, el juez y el público dieron un veredicto final, teniendo a la Alegría como el vencedor.

Luego de terminado el combate, se explicó el tema de la Alegría, basándose en los temas de: la diferencia entre Euforia y Alegría, la alegría de reconocer a Dios en lo cotidiano y la importancia de saber que hay más alegría en dar que en recibir. Entre esto se escucharon también las opiniones de los jóvenes, a lo que alguien comentó que era muy bueno y bonito que se hablara de la Alegría y no de los problemas del mundo, haciendo la comparación con la situación de escuchar que hoy en día, muchas personas hablan de sexo, pero no del Amor.

Para finalizar, concluimos con una oración en la que dimos gracias a Dios por todo su amor, pidiéndole que nos iluminara en todo momento para poderlo ver en cada cosa que pasa en nuestras vidas, distinguiendo algo que nos alegra de forma pasajera de algo que nos da una sensación de alegría que es permanente.

¡Déjanos tu comentario!

Jóvenes Misioneros del Santo Padre ©2015 | Home | Joomla 3 Templates Joomlaskins