Cuidando y Amando a nuestras Familias! Exhortación Amoris Laetitia

Cierre 2016 / Alma Misionera - JMSP / Guatemala


 

 

Es innegable la importancia de lo escrito en la exhortación Amoris Laetitia, su santidad Papa Francisco junto a los Obispos retoman muchos puntos importantes para la buena convivencia familiar y la hermandad basada en el amor sincero.

Amoris Laetitia muestra un panorama más amplio comparado con Familiaris Consortio de San Juan Pablo II, no cambia la doctrina recibida de San Juan Pablo II y Benedicto XVI. Su enseñanza da un nuevo paso en el mundo actual lleno de tantos retos en los valores humanos y tecnológicos en donde las familias se enfrentan a desafíos en una manera más dura y contundente.

¿Que experimenta un padre de familia al poder leer este documento lleno de sabias palabras y repleto de consejos para aplicarlos en su propia vida? Yo Jairon Quiroa miembro de Alma Misionera, rama adulta JMPS quiero compartir mi experiencia personal en la lectura de este excelente documento.

Desde la introducción en la cual detalla la cantidad de capítulos y numerales de los que está compuesto el documento así como su descripción, sentí que este libro estaba dirigido a mí especialmente, te llena de necesidad por seguir la lectura y avanzar en sus páginas, cada numeral te muestra ejemplos certeros de los acontecimientos actuales en la vida de las personas y te da un panorama amplio de cómo quieres que sea tu vocación dentro de tu hogar y ser un ejemplo humilde para las demás familias.

Siendo yo antes un católico solo de domingos o de festividades únicamente durante muchos años, con la aceptación de Jesucristo en mi vida desde un retiro de evangelización hace dos años junto a mi esposa y luego integrarnos a la comunidad Alma Misionera de la parroquia Esquipulitas, he experimentado un cambio total en la forma de ver nuestro entorno y también tomamos junto a mi esposa la decisión de realizar ajustes necesarios en nuestras vidas, he tratado de luchar desde entonces contra todos los estereotipos y malos hábitos que desarrolle por tanto tiempo.

Con la lectura de Amoris Laetitia me fui dando cuenta que los problemas, obstáculos y retos que en sus páginas plasma nuestro querido PapaFfrancisco no eran únicamente míos o de la familia que he formado o de la familia de la que provengo, son problemas que están presentes en todos los hogares hoy en día a nivel mundial.

Como lo explica su santidad Papa Francisco en la Exhortación, el hogar es la iglesia doméstica por lo cual mi papel como padre de familia es de "sacerdote" en el hogar, este es un trabajo muy difícil cuando en realidad comprendes cual debe ser tu verdadera tarea, ésta consiste en tomar las decisiones correctas para que tu hogar se mantenga firme y lleno de amor, pero esto solo se logra al comprender que Dios es quien debe llevar las riendas de tu vida y hogar. El documento me mostró muchos ejemplos de cómo a través de la historia la situación del mundo ha afectado a un sin número de familias que por estar firmes plenamente en la doctrina de Dios lograron salir adelante y se convirtieron en un ejemplo a seguir.

En la parte conyugal lo que más me lleno del documento es el himno del amor de San Pablo, el cual desglosa y describe de una forma en la que pude darme cuenta que el amor va más allá de lo inexplicable, más allá de la carne y los sentimientos, aprendí que debo esforzarme más por los seres que amo y debo proteger, tal como Jesucristo enseñó: Amar hasta la muerte.

Con la bendición de ser padre de un lindo hijo, la exhortación me mostró que en la actualidad hay muchos niños huérfanos, y no por el hecho de que sus padres murieran sino por la situación en la que falta de presencia, el calor y la protección del papá en el hogar, el trabajo las actividades diarias no nos permite a nosotros como padres de familia disfrutar a nuestros hijos y creemos que con ser solo proveedores de cosas materiales estamos llevando bien nuestro trabajo de padre, sin darnos cuenta que estamos viendo morir la infancia de nuestros hijos y llevándolos a una adolescencia en dónde lo que ellos más desean es irse de nuestro lado en busca del amor y comprensión que nunca encontraron en nosotros. Dedicar tiempo a mi hijo ha sido una de las mejores lecciones que me ha mostrado esta exhortación.

Siempre se ha tenido la idea errónea que la esposa es quien debe cuidar y educar a los hijos mientras el esposo trabaja y provee el sustento, pero en realidad esto es un trabajo de ambos, el documento lo expresa con claridad. No tengamos temor o vergüenza de expresarles nuestro amor y confianza a nuestros hijos, su santidad Papa Francisco lo expresa de muchas formas para que lo comprendamos, se debe romper con esos estereotipos de hombre machista y simple. Como hombre debo brindar todo el amor y respeto que se merecen mi esposa e hijo.

Amoris Laetitia es una exhortación que abarca muchos puntos y se puede tomar como una guía para el fortalecimiento de la familia te muestra la caridad que se debe tener hacia los ancianos, pero esto lo experimenta la persona hasta que se convierte en papá, como bien dice esa famosa frase “Cuando seas papá me vas a comprender” esto es un dicho que siempre se cumple, debemos darnos cuenta que nuestros ancianos son un mar de conocimiento y experiencia, han recorrido este largo camino de la vida y merecen nuestro respeto y amor, ya que si Dios lo permite algún día estaremos en el lugar de alguno de estos ancianos.

Leer este documento me ha brindado una luz de por dónde quiero llevar mi vida y la de mi familia, formar junto a mi esposa a nuestro hijo para que tenga la plena confianza que Dios nunca lo abandonará a pesar de los problemas que afrente, que la felicidad se encuentra en brindar amor incondicional, hacer amigos reales, no atesorar los bienes materiales y sobre todo mantenerse firme en la presencia de Dios.

En el año 2016 tuve la oportunidad de desarrollar y presentar a mis amigos en Cristo de la comunidad Alma Misionera esta exhortación, en las reuniones en las cuales compartimos esta exhortación utilizamos los videos de Cinco Panes para hacer una introducción al capítulo y luego daba una pequeña explicación del mismo, fue una linda experiencia porque la mayoría de los miembros de la comunidad se abrió, acogió el mensaje y expusieron muchas ideas, algunos miembros hasta adquirieron un ejemplar de la exhortación para llevar una lectura más personalizada en sus hogares, todos nos dimos cuenta que el documento está dirigido a todas las personas no exclusivamente a las parejas, el amor fraterno lo puede poner en práctica el hijo, el hermano, sobrino, el primo, los miembros de comunidad, todas las personas ya sea casados o solteros.

Cada miembro de la comunidad Alma Misionera está consciente que debemos cuidar a nuestras familias porque somos responsables de cada alma que integra la misma, seguimos caminando tomados de la mano de Dios Trino ya que todos tenemos deseos y anhelos en nuestros corazones y sé cada uno irá descubriendo su vocación a la cual Dios en su divino plan de vida tiene para cada uno. Pido la intercesión de María Santísima para que ella interceda por nuestras familias y por todas las familias del mundo.

Un saludo fraterno desde la ciudad de Guatemala!

Jairon Quiroa / Alma Misionera - JMSP

 

Jóvenes Misioneros del Santo Padre ©2015 | Home | Joomla 3 Templates Joomlaskins